25
May
09

Il Castello

Por: Daniela González

Bajando por la calle diez A uno se encuentra en la cuadra de la entrada al Parque Lleras a mano derecha, con tres restaurantes que bastante famosos y codiciados en Medellín; Il Castello, El Cielo y Orzo. Lo primero que se nota es la falta de parqueaderos, ya que los tres restaurantes tienen sólo cuatro espacios para parquear. La gran mayoría de los clientes de estos restaurantes optan por dejar sus carros en las vías y disfrutar de una buena comida, pero muchos comensales se molestan al ver la falta de espacio para parquear y deciden ir a otros sitios donde el acceso sea más fácil.   Il Castello está ubicado en la esquina, aunque hay un muro que lo tapa de la vista de los caminantes. La entrada es de ventanas grandes con marcos de madera y con ladrillo a los lados. El lugar no tiene una vista al exterior ya que sus ventanas están tapadas por cortinas de madera que contrastan muy bien con los marcos y además da un toque romántico.

Al entrar al restaurante tres meseros, vestidos de pantalón caqui, camisa azul claro y delantal blanco, reciben a los visitantes con una gran sonrisa y un “muy buenas noches o días”. Esto da una muy buena impresión y ganas de quedarse y disfrutar una buena comida. Lo primero que uno se da cuenta al entrar es que es un restaurante italiano ya que hay cajas de pastas en la barra y un horno de barro donde lo que más se hace son: pizzas rusticas de varios sabores, lasañas bastante gustosas y platos característicos de una cocina italiana internacional. El piso del lugar es un poco desgastado, con baldosín de cuadros blancos y negros, pero a pesar del evidente trajín que ha recibido el piso no se ve de mal gusto debido a que contrasta con el color oscuro del horno de barro producido por el humo que este emana. El piso también hace contraste con los manteles de las mesas los cuales son de cuadros rojos y blancos, aunque encima del mantel ponen un papel con publicidad para que no se ensucie. Este detalle hace que el restaurante se vea un poco menos fino ya que un restaurante elegante debe dejar la mesa sin nada encima excepto los cubiertos y los platos para cuando sirvan la comida. La barra donde hacen la pizza tiene un cuadro hecho de corchos que se ve de muy buen gusto y que complementa la excelente decoración que tiene el lugar, la cual permite que el cliente se conecte de inmediato con el sitio y se sienta cómodo, casi como en Italia.

A parte de la decoración característica del lugar, en una de las paredes hay siempre cuadros expuestos para la venta. Este detalle me parece que no va bien con el Il Castello ya que no es una galería sino un restaurante y soy de las personas que cree que cada cosa debe estar en su lugar. A pesar de la “galería” que tiene el sito, Il Castello es un muy buen lugar donde las personas pueden ir a comer una excelente comida y a pasar un buen rato con sus amigos.

Antes de que cualquier comensal se disponga a pedir, un mesero llega con una mini pizza de cilantro y aceite de oliva. Para  cuando llega el pedido a la mesa este viene acompañado de una canasta de panes de excelente calidad. La atención del sitio es muy buena ya que el comensal nunca se siente desatendido.

Al mirar la carta me doy cuenta que la mayoría de las preparaciones contienen pasta aunque también hay otros platos que le dan a los clientes otras alternativas si no desean comer pasta. La carta tiene un aspecto muy agradable; la letra es grande y llamativa; está bien divida en las secciones principales (entradas, pastas, pizzas, otros platos y postres) y todos los platos tienen una descripción debajo del nombre detalle que hace que los comensales no llamen tanto al mesero.

De lo primero que me antojé fue de un carpaccio de res el cual estaba delicioso. Viene en una porción generosa con suficiente queso y alcaparras, tiene un poco de maní que le da un toque característico y único. De plato fuerte pedí penne al vodka con una buena porción de salsa. Los pennes tienan un buen punto de cocción, la salsa estaba bastante suculenta y la temperatura del plato era la idea, en general es un gran plato y lo recomiendo bastante. Las personas que estaban conmigo también pidieron entrada y plato fuerte, todos los platos tenían la cocción a punto, una porción adecuada y la temperatura perfecta.

La presentación de los platos es simple pero buena. Los productos que ofrece el restaurante son fáciles de servir y esto se presta a que la decoración de los platos se vea bien. Algo que hay que se debe advertir a la hora de ir al Il Castello es que a pesar que las pastas son muy buenas, están no quedan al dente debido a que son pastas frescas; esto puede ser un desacierto si el comensal que va a probar los platos come la pasta el dente.

A pesar que el restaurante esta en la zona rosa de Medellín, tiene unos precios muy favorables ya sea para la comida o para las bebidas. Tiene una variedad de productos muy amplia; un cliente puede pedir pasta corta, larga, ravioles, algunas carnes, pizzas, lasañas, etc.  El servicio del lugar es muy bueno ya que aunque solo haya tres meseros la administradora también ayuda y así pueden atender a todos los clientes con prontitud y eficacia. El tiempo de espera para la comida es poco, esto hace que el restaurante tenga un flujo continuo de clientes. Una de las cosas que más ayuda a que el servicio sea tan rápido es que la cocina tiene un excelente personal; hay cuatro personas metidas allí y cada una de ellas tiene una tarea designada. Además el espacio de la cocina es bastante amplio lo que permite que los cocineros hagan sus tareas con rapidez y habilidad. En la cocina todo lo que se necesita en común esta en el centro, ya sea fogones o utensilios y en cada estación están las cosas que cada persona necesita para realizar la comanda que entra. Al lado de la cocina esta la barra y la parte administrativa. El restaurante está bien distribuido, se siente bien estar allá. Es muy satisfactorio saber que en nuestra ciudad hay un restaurante que combina la amabilidad, el excelente servicio, la exquisita comida y los buenos precios. Opino que si uno vive en Medellín o si viene de afuera y quiere comer una deliciosa pasta, Il Castello es el sito para esto.


0 Responses to “Il Castello”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: